A tribute to Larry Levan, crónica de una gran noche

El pasado domingo 2 de diciembre tuvimos la suerte de participar en el homenaje a Larry Levan que organizó el Comité 1er de Desembre en la sala Lolita de Razzmatazz durante la 3a Nit Vermella. La cita sin duda prometía y la localización acompañaba mucho para poder emular, ni que fuera un poco, la atmosfera que se podía vivir en las noches de Nueva York de mediados de los 80.

Además de Dj Domingo por parte finlandesa, el line-up de la noche estaba compuesto por Telexketch (Legionarios del Disco), Miqui Puig y Cesar de Melero, unos djs que respondieron a las expectativas para poder configurar una noche memorable de principio a fin.

En la sala contamos con proyecciones de época cortesía de nuestro amigo Miqui y comunión con el público que desde buen principio no paró de bailar. Comenzó la noche Miqui Puig con un miniset de disco para entrar en calor, pequeñas joyas de finales de los 70s y principios de los 80s, sesión que dio paso a Telexketch que nos regaló un gran set de clásicos del disco, de esos de bola de cristal, efusividad y desenfreno. Después tocó el turno finlandés con un set de Dj Domingo en el que combinó sonidos clásicos del disco y del house con temas nuevos en la ola del neo disco nórdico, una mezcla original que permitió el paso al clímax del evento, con el increíble set de acid house y house primigenio de Cesar de Melero que acabó de encender la pista.

Para todos los que asistimos fue una gran noche, con un gran público y unos fantásticos djs, por este motivo queremos regalar a todos los que no pudieron asistir el tracklist de la noche y un regalito muy especial, un artículo superinteresante del periodista musical Luis Lles sobre Larry Levan a modo de mini-fanzine, con el que la organización obsequió a todos los presentes. Qué lo disfrutéis!

MIQUI PUIG’S TRACKLIST

Bobby Thurston / I want your body ( Prelude Records, 1980)
Yarbrough & Peoples / Don’t Stop The Music ( Mercury, 1980)
Chic / Hangin’ ( Atlantic, 1980)
Fatback / Funk Backin’ (Spring, 1977)
Candi Staton / When you wake up tomorrow (Warner Bros. records, 1979)
Joe Bataan / Mestizo (Salsoul, 1980)
Freddie James / Music takes me higher ( Black Sun, 1981)

TELEXKETCH’S TRACKLIST

Dan Hartman – Vertigo/Relight My Fire (Epic 1979)
Bionic Boogie – Risky Changes (Polydor 1977)
Ashford & Simpsom – Found A Cure (Warner 1979)
Kat Mandu – The Break (Unidisc 1979)
Sylvester – Don’t Stop (Megatone Records 1982)
V.I.S.A – I’m A Dancer (Unidisc 1979)
Don Ray – The Garden Of Love (Malligator 1978)
Donna Summer – I Feel Love (Casablanca Records 1977)
Tantra – Las Colinas de Katmandu (Importe/12 Records 1981)

DJ DOMINGO’S TRACKLIST

Tramaine – The Rock (A&M Records, 1987)
Mike Perras – Keep Movin’ (Basic Records, 1991)
Armando – World Unknown (MD House Mixx) (Warehouse Records, 1988)
Simon – Free At Last (Future Dreams Records, 2000)
Joe Smooth – Promise Land (D.J. International Records, 1987)
Peter Brown – Dance With Me (Lac’s less Peter Edit) (1978)
Todd Terje – Inspector Noise (Smalltown Supersound, 2012)
Seductive Souls – Dazz (Tom Moulton Mix) (Lounge Records, 2010)
Instant Funk – I Got My Mind Made Up (12″ Larry Levan Mix) (Salsoul Records, 1978)
Philosophy Of Sound – It Is Like That (Ilya Santana ‘Bizarro Disco’ Remix) (Discotexas, 2011)
Richie Havens – Going Back To My Roots (Elektra, 1980)
Kraak & Smaak feat Lex Empress feat Romanthony – Hold Back Love (Jalapeno Records, 2012)

CESAR DE MELERO’S TRACKLIST

Kraze / The Party (Accapella) (Big Beat ,1988)
Rock to the beat / Rock to the beat (CBS, 1989)
M/A/R/R/S / Pump up the volume (4AD, 1987)
Jungle Brothers / I’ll House you (Idlers, 1988)
The Todd Terry / Project Weekend (Fresh Records, 1988)
Fast Eddie / Yo yo get funky (DJ International Records, 1988)
The Minutemen / OK, Allright (Tuff City Records, 1988)
LNR / Work it to the bone (House Records, 1987)
Fight / Lets get jazzy (Dope mix by Blaze) (TmT Records, 1987)
Clivillés & Cole / Pride (Sony Music, 1991)
Black Riot / Warlock (Fourth Floor Records, 1988)
Robert Armani / Circus Bells (Hardfloor Remix) (Djax Records 1993)
Martin Luther King / I have a dream (speech) Total Recall
Mory Kante / Yeke yeke (Barclay 1987)
Rhythim is Rhythim / Strings of life (Transmat, 1987)

 

Un lugar en el paraíso

Un artículo de Luis Lles.

Aunque siempre ha contado con innumerables detractores –no hay más que recordar la conocida pegatina “Disco sucks!” que lucían los punkies y los defensores del rockismo más recalcitrante-, la música disco generó en los años setenta, además de un corpus musical realmente extraordinario, un espacio de tolerancia como nunca se había experimentado hasta entonces. Ricos y pobres, lujo y basura, blancos y negros, heteros y gays. Todos juntos y revueltos. Por decirlo de una forma muy gráfica: los extremos eran Tony Manero (John Travolta en “Saturday Night Fever”) y Andy Warhol. Working class y jet set conviviendo en paz y armonía. Nueva York se convertía de esta forma en algo así como una nueva Toledo (la ciudad de la convivencia entre judíos, moros y cristianos), pero trasladada a la cultura de la noche y de los clubs. Allí nació también el concepto “gay friendly”, aunque en realidad muchos de los locales donde se pinchaba música disco, y más tarde house, eran abiertamente gays. Como también lo eran sus dj´s y productores. Se suele decir, con cierta malicia no exenta de verdad, que John “Jellybean” Benítez (ex novio y productor de Madonna) fue quien alcanzó un mayor éxito en ese universo musical porque era uno de los pocos heterosexuales en un ambiente dominado claramente por los gays.

Disc-jockeys italoamericanos como Nicky Siano (del club The Gallery) y David Mancuso (de The Loft) fueron los pioneros que dieron alas a la música disco en los primeros años setenta. Es en esos locales donde recibieron su “educación” y su bautismo de fuego, siendo todavía adolescentes, los dos principales responsables del advenimiento del house, el estilo sobre el que se levantaría, ya en los ochenta, el imperio de la hoy todopoderosa club culture: Larry Levan y Frankie Knuckles, dos homosexuales negros que eran amigos desde niños. Ambos comenzaron a hacer sus pinitos como dj´s en locales como Planetarium, The Loft y The Gallery, hasta desembocar en Continental Baths, una sauna gay con pista de baile, cuyo ambiente ha sido descrito por algunos de sus asiduos como de orgía romana. Después, Levan y Knuckles pasaron a ocuparse respectivamente de las cabinas de Reade Street y Better Days. Hasta que en 1977, año de la eclosión del punk, llega también la gran revolución de la club music. Ese año se abren en Nueva York los clubs Studio 54 y Paradise Garage. Además, en Chicago el club Warehouse –cuyo nombre daría origen al house una década más tarde- ficha a Frankie Knuckles. Studio 54 y Paradise Garage eran como el anverso y el reverso, la cara y la cruz. Mientras el primero exhibía glamour y una gran cantidad de celebrities por metro cuadrado, el segundo ofrecía autenticidad y el (según dicen) mejor sound system de la Gran Manzana. Se dice que la política de los porteros de Studio 54 obedecía a una estrategia totalmente estudiada: un equilibrio muy preciso de razas, orientación sexual y poder adquisitivo. Así se cimentó su fama. Por el contrario, el Paradise Garage era un local de culto con una música de ensueño, donde ejercía de dj y maestro de ceremonias Larry Levan. Son muchos los que dicen que su técnica como dj era bastante anárquica, por no decir desastrosa, pero que conseguía crear una atmósfera única. Se dice, por ejemplo, que gustaba de apagar todas las luces de la discoteca (incluidas las de las salidas de emergencia), pinchar durante varios minutos a oscuras un acapella obsesivo y angustioso, y encender todas las luces de repente al estallar uno de sus jitazos. La euforia era absoluta en ese lugar llamado Paraíso, que todavía no conocía el doloroso impacto del sida. La música que pinchaba Larry Levan en el Paradise Garage era única y exclusiva: no había nadie que la pusiera en toda la ciudad. Y era capaz de crear momentos únicos con una sucesión de temas disco, material de sellos como Prelude, Salsoul o Westend (definido como post-disco o pre-house), hits de Talking Heads y The Clash e incluso discos de sellos post-punk como Factory y Rough Trade. Siempre de una forma anárquica y rabiosamente personal.

Así es como Larry Levan se convirtió en un personaje de leyenda, que incluso fue retratado por Keith Haring en una maravillosa obra de 1986 que servía para celebrar su fiesta de cumpleaños en el Garage, club en el que por cierto se curtirían dj´s como David Morales o Junior Vasquez, llamados a ser las futuras prima donnas del house, estilo al cual contribuyó en gran medida Larry Levan con sus célebres remixes y su participación en el proyecto post-disco Peech Boys: su “Don´t make me wait” sigue siendo una pieza de culto. Pero justo cuando el house iniciaba su irresistible ascenso, el Paradise Garage cerró sus puertas en septiembre de 1987 y comenzó el declive de un Levan asediado por su sempiterna mala salud y por su adicción a las drogas. Falleció en 1992, justo ahora hace 20 años, y Danny Tenaglia le definió el Jimi Hendrix de la dance music. El sueño había terminado, pero la leyenda comenzaba. Aún hoy se sigue celebrando en Nueva York con grandes fiestas el día de su cumpleaños. Y su sombra sigue siendo muy alargada en una escena, la de la dance music, que nunca olvidará su gran contribución a convertir la pista de baile en un espacio de concordia y tolerancia. Un Paraíso llamado Garage.

Ver el fanzine original: PAG1 / PAG2 

Deja un comentario