Kraftwerk en el MoMa



Para los amantes de la música electrónica Kraftwerk son una eminencia, el principio de todo, una especie de mito entrañable. Pero si nos abrimos al mundo de la creación cultural contemporánea, el legado del grupo de Düsseldorf es infinito. Puede decirse que fueron los pioneros del amor por la tecnología que ahora vivimos, del mundo digital en el que transitamos, y artífices de la banda sonora que nos acompaña la existencia. Por este motivo, no es de extrañar que el MoMa de Nueva York, el museo de arte contemporáneo más importante del mundo, les esté dedicando esta semana una retrospectiva muy especial.

Con el muy moderno título de “Kraftwerk – Retrospective 1 2 3 4 5 6 7 8“, durante ocho días Ralf Hütter y compañía repasarán en unas perfomances especiales de imagen y sonido en 3D toda su discografía —Autobahn(1974), Radio-Activity (1975), Trans-Europe Express (1977), The Man-Machine (1978), Computer World (1981), Techno Pop (1986),The Mix (1991), and Tour de France (2003)—. No cabe decir que todas las entradas están vendidas (solo se admiten 400 por día) pero es que, además, cerca de 60.000 personas se han quedado con las ganas de ver tamaño espectáculo.



Aunque no es la primera vez que se relaciona a Kraftwerk con el mundo del arte, ya estuvieron presentes en la Bienal de Venecia de 2005 y recientemente han actuado en el Lenbachhaus Kunstbau de Munich, esta es la primera gran retrospectiva que se hace a toda su carrera y desde un punto de vista no solo musical sino que también cultural y artístico.

Kraftwerk se anticiparon a principios de los 70 a la era digital en la que vivimos, a la dependencia del ordenador y la tecnología y la era de la movilidad y las telecomunicaciones. Sus composiciones hechas con sintetizadores, ritmos robóticos, vocoders y otras experimentaciones sónicas, supusieron una ruptura con toda la tradición anterior y una auténtica revolución en la cultura musical contemporánea. Importantísimos para el desarrollo de la cultura del hiphop y el nacimiento de la música electrónica de baile, su influencia ha llegado al punto de convertirse en los músicos más sampleados entre los más diversos estilos musicales.

Ahora, 40 años después, les llega la consagración cultural, su música elevada a la categoría de arte.


Deja un comentario