Bar 25, la película

El mítico Bar 25 de Berlín cerró definitivamente sus puertas el 13 de septiembre de 2010 tras siete años de locura, diversión y música, sucumbiendo a la presión de los especuladores inmobiliarios y los políticos de la ciudad. En todo este tiempo esta pequeña cabaña junto al rio Spree se convirtió en un especie de reducto de libertad y apoteosis lujuriosa, famoso por mantenerse abierto todo el fin de semana, literalmente. Un lugar fascinante poblado de las más diversas criaturas nocturnas y diurnas situado en el marco incomparable de la ciudad de Berlín, capital de la música electrónica contemporánea y lugar de peregrinación de todo cluber que se precie.

Una vez pasabas la puerta de entrada se te abría un mundo totalmente diferente a lo que podías haber imaginado, más próximo a las acampadas hippies de los 60 que a los clubes urbanos a los que estamos acostumbrados. Fotomatón, columpios, lavabos de madera, la cabaña, el rio y gente extraña, sobre todo gente extraña. Una experiencia sin duda sorprendente donde la música y los djs se encargaban de ponerle la banda sonora adecuada, pero los verdaderos protagonistas eran el público. Una sensación que muchos artistas se encargaron de documentar.

Dos años después del cierre, el equipo del Bar 25 sigue llevando su sello discográfico al tiempo que se prodiga en fiestas temáticas por toda Europa. Pero además ahora nos llega una película que quiere captar ese ambiente único que rodeó al mítico Bar 25 y en especial a ese último día. Un proyecto de crowdfunding ha conseguido los más de 25.000 euros que pretendía para finalizar el film que próximamente podrá verse en la gran pantalla (esperemos que esté presente en el próximo Festival In-Edit). La película del Bar 25 ya está en marcha.

Deja un comentario