Mixtape: Techno 90’s by Dj Domingo

Acabamos de entrar en el año 2009 con el que cerraremos una nueva década, la primera del siglo XXI. Una década que musicalmente nos ha aportado muchas cosas en lo que a música electrónica se refiere, pero quizás más en las formas que en el contenido. El siglo XXI ha traído consigo la popularización y la comercialización de la música electrónica a todos los niveles, pero en lo musical esta primera década se ha significado más como un continuo dejavu musical: hemos recuperado el electro, el techno pop, el trance, la música disco, el italo y, desde hace poco, incluso el mismo techno. Es ahí donde me gustaría detenerme. El techno de los 90, y al fin y al cabo el techno en sí.

Todos conocemos los orígenes del techno, con toda su parafernalia mitológica: la ciudad de Detroit (Motor City), los tres inventores del género (Atkins, May y Saunderson), el Music Institute, etc. Pero lo que realmente fundamenta y aporta valor y trascendencia a este nuevo estilo musical es su desembarco en Europa en los años 90. Desde el Viejo Continente, las islas británicas en un primer estadio y después Alemania, el techno despega como estilo y adquiere entidad propia, crea sus primeros mitos, subestilos y pone las bases de una industria que florecerá a finales de la década y los primeros años 2000.

Esta sesión quiere ser una pequeña e incompleta retrospectiva de esos años noventa a través de algunos discos que tengo en mi maleta y que pueden definir momentos importantes, faltan muchos pero nos sirven para comprender la evolución y la multiplicidad de estilos que propició el techno en los 90.

01. Maurizio – M-4.5 (1995)

Empezamos con un disco clásico del sonido dub techno de los 90, una nueva vuelta de tuerca que le dieron desde Berlin al techno y que, salvando las distancias, a finales de los 90 y principios de 2000 inspiraría el nacimiento de un subestilo hoy muy de moda como es el minimal. Estructuras 4×4 cuasi perfectas, muy alemanas, y un groove muy dub que va surcando todo el disco de principio a fin. Maurizio realizaron todo un catálogo de sonidos dub techno que han pasado a la historia.

02. Mathias Schaffhäuser – Nice To Meet You (1997)

Si Moritz von Oswald y Mark Ernestus utilizaban el dub para dar su tamiz particular al techno por aquella misma época pero desde Colonia, Mathias Schaffhäuser lo acercaba más al pop y, en este caso, al trance alemán noventero. El mismo ritmo pausado y contundente trufado de frecuencias ligeramente estridentes que iban construyendo este sonido tan característico, sobre todo en esta primera época del sonido Colonia con el que pocos años después saltaría a la fama todo el Imperio Kompakt. No en vano, este mismo tema lo remezcló el mismo Michael Mayer en una de sus primeras producciones musicales.

03. Tan-Ru – Assembly (1995)

Al principio de la sesión hemos visto las aportaciones alemanas a la música techno, que han sido y siguen siendo muchas, pero evidentemente Londres y toda Inglaterra tienen una importancia capital en el desarrollo del techno. Son la plataforma de despegue del género y el punto a través del cual se distribuye este nuevo sonido por toda Europa. Así, es normal que de las islas haya salido en los años 90 grandes nombres y muy importantes para la música techno. En este caso no estamos ante un productor muy conocido pero sí un tema muy clásico del sonido de época: techno noventas 100%.

04. Joey Beltram – Energy Flash (1990)

“Energy Flash” sin duda es uno de los discos más representativos de la música techno, un disco seminal que acerca desde Nueva York la música techno a su faceta más dura y más oscura. Hay quien ve en este disco un primer acercamiento a los que será la música hardcore, pero sin duda estamos hablando de puro techno con influencias acid, donde destaca más el ritmo y la contundencia que las melodías acidas, que quedan en un segundo plano acompañando todo el tema. Un clásico.

05. Ian Pooley – Celtic Cross (Bangin’ Bass Mix) (1995)

Desde Frankfurt Ian Pooley junto a Dj Tonka fueron los artífices de la popularización del techno con raíces tranceras en Alemania, donde el techno se convirtió en una verdadera enfermedad absolutamente mainstreamen en los 90 (sólo tenemos que recordar la imagen de un millón y medio de clubbers bailando por las calles de Berlín en la Love Parade). En particular Ian Pooley tuvo el acierto de acercar el house y el techno y ponerle algo de trance. El resultado es uno de sus grandes pelotazos de mediados de los noventa: Celtic Cross. Revienta pistas.

06. Slam – Positive Education (1993)

Otro de los clásicos, en este caso los escoceses Stuart McMillan y Orde Meikle construyeron en 1993 uno de los grandes himnos del género. Disco mayúsculo e imperecedero que reúne todas las características de la música de club y toda la herencia del acid, el fenómeno rave inglés, el house clásico y el techno. Un cocktail explosivo que sigue poniendo los pelos como escarpias 15 años después.

07. Orbital – Monday (1993)

Que mejor manera de acabar la sesión que con los ingleses Orbital y un corte de su disco Marrón, una joya del techno y de la música electrónica. Los hermanos Hartnoll dignificaron el fenómeno rave a través del techno creando con maestría multitud de piezas maestras del genero. En este tema Orbital crean un viaje psicotrópico de primer orden donde el techno y el sonido rave se aúnan en un explosión de luz y color.

Deja un comentario